• Cristianizando el Derecho, Cristianizando la Sociedad
  • Anuncios

Erasmo de Rótterdam. Triunfo y tragedia de un humanista

Autor: Stefan Zweig
Editorial: Paidos
Páginas: 212
ISBN: 84-493-1719-3
P.V.P.: 15 €

No cabe duda alguna que Stefan Zweig es uno de los grandes de la cultura europea del pasado siglo. Gran parte de esa grandeza es debida precisamente a sus biografías de los grandes personajes de la historia europea, baste recordar las de Maria Antonieta, Dickens o Balzac.

Pues bien, hoy presentamos precisamente una de esas grandes obras: “Erasmo de Rótterdam, triunfo y tragedia de un humanista”. Un gran europeísta como Zweig, escribe sobre otra gran europeísta como Erasmo.

Zweig, cultivo con acierto el género biográfico, siendo un buen ejemplo este Erasmo. Su acierto consistió en no escribir una historia cronológica o temporal de sus personajes, sino una historia sentimental, vivencial y de pensamiento. Ortega y Gasset ya nos dejo dicho que lo importante de la historia no es la fecha concreta de tal o cuál hecho, sino la trascendencia en sí del hecho histórico. Esta norma ortegiana es seguida con inmaculada pulcritud por Zweig, pues en la biografía de Erasmo, no sólo asistimos a la vida del gran pensador apatrida, sino que asistimos a toda la historia de la Europa del siglo XVI.

Así, el atento lector no podrá escapar a la trama constituida por la Reforma y la Contrarreforma, a la rebelión de Lutero, y a la lucha de poder que esta desata en las tierras germánicas. Pero ante todo, el lector se encontrará con el prototipo de intelectual en estado puro, sin adulterar, sin partidismos, sin más interés que la cultura, que el sano debate, que la discusión en el mundo de las ideas. Efectivamente, Erasmo era todo eso y más, así si Carlos I de España pretendía la unificación de Europa bajo un mismo Dios, respetando las diferencias de lenguas, costumbres y herencias espirituales, Erasmo pretendía la unión de Europa bajo la común lengua latina y bajo la misma herencia cultural occidental. Dos formas de concebir Europa, dos formas de luchar por la paz europea, la del Emperador Cristiano y la del intelectual libre. Las dos fracasaron, pero las dos supusieron el esfuerzo más maduro para unir todos los estados europeos en una única comunidad espiritual.

Para Zweig, Erasmo es el intelectual integró que mantiene equidistancia entre las dos fuerzas en conflicto, entre el papado y el luteranismo. Así, si bien el europeo sin patria que fue Erasmo se mostró crítico con una iglesia que parecía haber perdido los valores evangélicos, sin embargo no se atrevio a apoyar a Lutero, por entender que su revolución religiosa no traería la pureza evangélica sino que provocaría la discordia. Esta equidistancia, este buscar siempre los espacios de encuentro, esta crítica no rupturista, hace precisamente de Erasmo uno de los personajes europeos más universales.

El autor:

Stefan Zweig nació en Viena el 28 de noviembre de 1881. Vivió en Salzburgo desde 1919 hasta 1933, año en que emigró a Inglaterra, donde permaneció hasta su traslado a Brasil en 1941. Muy pronto destacó como traductor de Paul Verlaine, Charles Baudelaire y, sobre todo, Émile Verhaeren. Publicó sus primeros poemas en 1901 y fue conocido tanto por su obra novelística como por sus investigaciones históricas. Se suicidó en febrero de 1942.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: